El PSOE ha denunciado la existencia de 360 calles con nombres franquistas en Madrid, y de hecho creo que esta contando las que hay por toda España. La semana pasada cambiaron simbólicamente el nombre de la calle "General Yagüe" por el de calle "Fraternidad". Eso si, me da la impresión que el cambio de nombre no va a hacer que tengamos acceso a una vivienda digna ni en una calle ni en la otra.

Sinceramente creo que es de absoluta vergüenza que teniendo los problemas que tenemos en este país, que a un grupo parlamentario le parezca más importante en como se llame o se deje de llamar una calle. Estoy de acuerdo en que hay determinadas etapas de nuestra historia que aún duelen, aunque también creo que no hay que olvidarlas, precisamente para que no se repitan.

De todos modos creo que hay cosas más importantes para denunciar que el como se llame una calle, como el incumplimiento del articulo 47 de la constitución o el trato inhumano que en ocasiones se da a los inmigrantes.

Hace un tiempo un familiar me dijo que si pretendía cambiar el mundo, pues bien, se que yo solo lo tengo difícil, pero eso seguiré haciendo lo que este en mi mano pues como bien dice nuestro refranero: "Un grano no hace granero pero ayuda al compañero".