Ese es el texto que he podido leer en la camiseta de una chica con la que me he cruzado en el parque del Retiro, todos somos raros, no puedo estar más de acuerdo. Cada uno de nosotros, los humanos, vemos a los demás desde nuestro punto de vista y eso nos hace ver como raros a los que se salen de nuestro estereotipo de persona. Recuerdo haber leído en alguna parte una frase que decía soy la persona más normal que conozco, en cierto modo tiene razón para cada uno de nosotros, lo normal es lo que vemos y conocemos desde pequeños, claro que hay gente que no se parece ni remotamente a sus padres, hermanos u otro miembros de su entorno, pero para ellos los raros son los demás, y no solo los demás son raros, todos somos raros, porque todos somos diferentes y en eso radica la belleza de este mundo, cada persona es distinta, o eso quiero creer.

Quizás esto a muchos les suene a tonteráa, pero que más da, si, soy raro, no lo niego, incluso me gusta, pero es que, al fin y al cabo, todos somos raros.