Hace ya mucho tiempo que tejer o hacer punto, es una de las actividades recomendadas para relajarse y por lo visto, funciona muy bien. Yo no lo he probado la verdad, pero se de buena tinta que es así.
En el "Congleton War Memorial Hospital" de Cheshire en Reino Unido, propusieron a pacientes y visitantes tejer cuadrados que más tarde servirían para la confección de mantas para donar a entidades benéficas locales. Por lo visto esta iniciativa ha tenido muy buena acogida. El la recepción del hospital había una caja, con la inscripción "'Knit a square while you're waiting" ( Teje un cuadrado mientras esperas), donde los voluntarios depositaban sus cuadrados de lana una vez terminados. Según cuentan, algunos de los enfermos se pasaban horas tejiendo, aprovechando el aspecto terapéutico de esta actividad.
Pues de buenas a primeras la caja desapareció de su lugar y al preguntar se encontraron con que la dirección del hospital ha decidido que tejer es una actividad muy peligrosa, pues alguien se puede hacer daño con las agujas. Impresionante, creo que lo siguiente va a ser quitar los bisturíes de los quirófanos no sea que algún cirujano se corte un dedo durante una operación.
Para mi que se estaban quedando sin pacientes debido al beneficio terapéutico de tejer y les ha dado miedo quedarse en el paro.
En fin, cuando uno cree que ya han hecho la tontería más grande, prohíben tejer.