Las manos que se pueden ver en esta foto son las mías, si señor las mismas que escriben estas letras. Me embarga la emoción de la fama.