Aquí no se salva nadie, ni yo que estoy a dieta solidaria, leo en el diario El Mundo que el programa infantil Barrio Sésamo ha lanzado en EE.UU. una campaña para luchar contra la cada vez más preocupante obesidad infantil, así que al monstruo de las galletas se le acabó el atiborrarse cada vez que le viene en gana, yo me pregunto, ¿ahora que gritara, ¡Ejercicio! y se pondrá a hacer abdominales como loco?, pobre.

Bueno en serio, ya era hora de que alguien en el país con mayor tasa de obesidad se decidiera a intentar atajar el problema desde la infancia para intentar cambiar los hábitos alimenticios desde el principio de la educación de los niños.

Lo que me pregunto es si también se decidirán ha hacer algo en contra de la obesidad en adultos.