Dice la biblia en Mateo 21:12-13:

12 Entró Jesús en el templo de Dios y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo; volcó las mesas de los cambistas y las sillas de los que vendían palomas, 13 y les dijo: ¡Escrito está: "Mi casa, casa de oración será llamada", pero vosotros la habéis hecho cueva de ladrones!.
Pues parece ser que ahora, aproximadamente 2000 años después, los mercaderes han vuelto disfrazados de Iglesia Católica y han recuperado el poder del templo, para poder seguir comerciando, pero esta vez no comercian con palomas o sillas, sino con la fe de los católicos, cosa que han demostrado que puede ser mucho más rentable, desde hace ya algún tiempo te cobran un mínimo por cualquier servicio religioso que, como cristiano, solicites, incluso para decir una misa por un difunto hay que pagar una tarifa, para que luego lo único que hagan sea decir su nombre junto con el de otros tantos.

Y lo que ya es mucho más caro es una boda, para empezar hay que hacer un curso que si bien no te cobran, el contenido es de lo más retrogrado y discriminatorio, pero es que según la iglesia la mujer ha de estar en casa criando a los hijos, única función del matrimonio, y cuidando la casa para que el marido, que es el encargado del sustento familiar, no tenga que hacer nada más que descansar cuando vuelve a casa. En una boda las tarifas son exorbitantes, por la tramitación del expediente de matrimonio cobran 75 ? por la boda también tienen una tarifa, incluso en cada vez más parroquias te imponen el fotógrafo y las flores, vamos todo un negocio.

Pero ahora han ideado una nueva forma de sacar dinero, consiste en cobrar por entrar en los templos fuera del horario de misas, si un fiel, siguiendo la doctrina, decide ir a un templo para rezar o que sea le tocara pagar una entrada de visita al templo.

Y todavía se preguntaran porque cada vez menos parejas se casan por la iglesia o dejan de acudir a las celebraciones.

Una vez leí en algún lado que si la Iglesia cotizara en bolsa seria un buen valor, yo desde luego invertiría.