Leo esta mañana en elmundo.es que el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, ha elogiado la ‘hombría’ del alcalde de Valladolid por negarse a casar a gays, lo que no dice es si él, el alcalde de Ávila, casará o no a gays, y en caso afirmativo como afecta eso a su ‘hombría’. Yo desde aquí quiero romper una lanza en favor de los abulenses, entre los que me incluyo, y decir que afortunadamente no todos pensamos como nuestro alcalde.
En la misma linea están las declaraciones del alcalde de Pontons (Barcelona), que dice que no oficiará bodas gays porque “son personas taradas”.
Yo me pregunto que tendrán en la cabeza estos individuos para decir semejantes estupideces.
Eso si estos señores con tanta ‘hombría’ se tendran que aguantar y acatar la ley o dimitir.

Vía elmundo.es