Las nubes negras se han instalado encima de la ciudad y desde mi puesto de trabajo veo por la ventana mas cercana que no solo se han instalado, sino que están desaguando a base de bien, lo que presagia que esta tarde de vuelta a casa no solo no voy a ver el sol sino que ademas me voy a mojar. Si es que uno se fia de que es primavera y así me va.
De todos modos ya se sabe, "En abril aguas mil".

Un cariñoso saludo para Paloma que en estos momentos lo esta pasando mal.