El señor Ibrahim y las flores del CoránEn el París de los años 70 Moisés es un chico Judío de 13 años que vive solo con su padre en la Calle Azul, todos los días compra la comida al tendero árabe de su calle, pero en esta calle casi nada es lo que parece, la calle no es Azul, el señor Ibrahim, el tendero árabe, no es árabe y Momo que así llama el tendero a Moisés bien podría no ser judío. Momo decide perder la virginidad con alguna de las prostitutas que siempre están en la calle Azul, enfrente de su casa, pero siempre le dicen que es demasiado joven, hasta que por fin una de ellas accede. Momo cada vez que va a la tienda del señor Ibrahim roba algo, pero a fuerza de cruzar unas pocas palabras cada día con él termina haciéndose amigo del viejo tendero, este trata de guiarle por la vida enseñándole las cosas que dice su corán.

Se trata de una bellísima novela sobre lo iguales que somos todos a pesar de las diferencias que nos separan, Momo, judío de nacimiento, ha aprendido a no respetar a los árabes, pero poco a poco encuentra en el señor Ibrahim a su mejor amigo, este por su parte encuentra en Momo al hijo al que transmitir su sabiduría.

Es uno de los libros que más me ha gustado últimamente, y a pesar de lo corto que es esta lleno de muy buenas enseñanzas.

Un libro que todo el mundo debería leer para aprender que lo importante no son las cosas que nos separan sino las que nos unen.