Hay veces que la navegación a la deriva por internet nos depara agradables sorpresas, al menos a mi me ha servido para sonreír esta mañana, espero que a vosotros también.