La ministra de vivienda, María Antonia Trujillo, ha propuesto la reducción de 40 a 25 metros cuadrados para la construcción de viviendas de protección oficial. Y se ha quedado tan ancha. Según dice los nórdicos viven así y son tan felices. Además, para que veamos que 25 metros no son tan pocos, pues se ha ido a no se que feria donde tenían casas prefabricadas de ese tamaño, eso si con cristales en lugar de paredes e incluso montadas en contenedores de barco. A mi que no me fastidien que un contenedor siempre será un contenedor por muy bonito que lo decores, imaginaos la cara de las visitas, si es que caben, cuando vayan a casa, “que contenedor más bonito, ¿lo has decorado tu?”, ¡¡pues no, ya venia decorado, que como cambie una sola cosa de sitio ya no hay quien llegue al baño!!.

Os dejo con un par de preguntas que me han asaltado esta mañana al ver esta noticia:
¿Serán estas las soluciones habitacionales prometidas?, ¿Es esto una vivienda digna?.