Actualmente estoy leyendo un libro titulado “Serendipity” de Guzman Lopéz, donde he leído este extracto de una conferencia de Steve Jobs en la universidad de Stanford. Me ha parecido muy inspirador, y por eso lo reproduzco aquí.

En definitiva, no es posible unir puntos mirando adelante; se pueden unir sólo después, mirando atrás. Así, se puede tener siempre fe en que, de un modo u otro, en el futuro los puntos se podrán unir. Es necesario creer en cualquier cosa: nuestro ombligo, el destino, la vida, el karma o lo que sea. Porque creer que al final los puntos se unirán nos dará la fe necesaria para seguir nuestro corazón también incluso cuando esto nos alejase de los caminos más seguros y haciendo diferente nuestra vida.

Steve Jobs.