Según parece la actual ministra de sanidad Trinidad Jiménez ha anunciado que a partir del próximo 1 de enero de 2010 estará prohibido fumar en todos los lugares públicos cerrados. Con lo que si finalmente se cumple, por fin tendremos una ley anti-tabaco que sirva para algo, pues desde que en 2006 entro en vigor la actual ley anti-tabaco, es prácticamente imposible encontrar un bar o restaurante donde no se permita fumar. Lo que hace que los no fumadores nos veamos obligados a compartir un espacio lleno de humo si queremos salir a comer o cenar a casi cualquier restaurante o a pasar un rato con los amigos.

Espero que esta vez Espe y demás presidentes de comunidad y alcalde no se pasen la ley por allí mismo y los no fumadores podamos dejar de ser fumadores pasivos de una vez por todas.

Vía europa press