Esta mañana, mientras iba y venia del gimnasio me he cruzado con cantidad de gente con ramos de flores y otros regalos, sin duda para celebrar este día con las homenajeadas. Yo iba pensando con cierta envidia en todas esas familias que se reúnen hoy para celebrar algo que en realidad tendríamos que celebrar todos los días, y me he dado cuenta, después de muchos años, de que, aunque no pueda verte, sigues ahí, siempre has estado conmigo, en mi corazón, velando por mi y cuidándome.

Yo también tengo un regalo para ti, el más importante, mi amor. Para ti y para todas las madres del mundo:

¡¡¡ Te quiero mamá !!!