Trasplante de cabeza humana

Leo hoy en Xataka que, según el doctor Sergio Canavero, del Turin Advanced Neuromodulation Group, el trasplante de cabeza humana ya es posible.

Supongo que a estas alturas a muchos de vosotros ya se os habrán ocurrido unos cuantos candidatos a los que cortarles la cabeza. Pues bien, según este Dr. Frankenstein moderno, después de pasarles por la guillotina, podríamos jugar a intercambiarles las cabezas como si de Barbies y Kens, o cualquier otro muñeco, se tratase. (Quizá esto último sea más una interpretación personal que otra cosa…)

Una cosa que no termino de tener clara, es si se trataría de un trasplante de cabeza, o de cuerpo completo. Porque claro, la cabeza, dependiendo del sujeto de estudio, es la parte más importante, por aquello de que ahí tenemos el cerebro, por lo que sería más bien un trasplante de cuerpo. Pero claro, si tomamos como ejemplo a muchos de nuestros políticos (si, señores de Coca-Cola, igual alguno se salva, no sean pesados) seguramente el cerebro es el menos usado de sus órganos, por lo que probablemente, sí se pueda hablar de un trasplante de cabeza.

Por lo visto, ya en los años 70, Robert White, financiado por el gobierno de EE.UU., hizo el primer trasplante de cabeza de mono. El mono, por lo que cuentan, no estaba del todo satisfecho con el resultado, y murió en día y medio por complicaciones de la operación. Y no, no se como hizo saber el mono que no le había gustado el resultado, pero vamos, que le entiendo, porque por lo visto no tenía conectada la médula y lo convirtieron en tetrapléjico de la noche a la mañana.

Por si alguien tiene interés, aquí puede encontrar el estudio del doctor Canavero.

Yo por mi parte, voy a ver si afilo la guillotina, que si esta investigación sigue adelante igual puedo amortizarla.

¡Wifi gratis!

Hoy, al llegar al intercambiador de transportes de Moncloa, ne he encontrado con la sorpresa, en forma de pegatinas en el suelo, de que la empresa Gowex, que ya instalo el wifi gratis en los autobuses de la EMT, ha hecho lo propio en el intercambiador.

Sin dudarlo ni un momento, y en cuanto he llegado a la cola del autobus, he procedido a conectarme (si, lo se, me puede lo gratis). Eso si, no podía ser todo tan bonito. Al intentar conectarme a cualquier servicio a través de SSL me sale un cuadro de aviso tal como este:

Vamos, que gratis si, pero eso de querer mantener la privacidad como que no va a poder ser. Ademas, como tengo configurado que se conecte con SSL todas mis cuentas de correo y demás, pues el mensajito sale cada 2 por 3 haciendo la navegación praticamente insufrible.

Entiendo que se pongan determinadas restricciones en estas conexiones gratuitas. Como por ejemplo el que no se permite la conexión con servicios de almacenamiento masivo (claro que igual es buena idea que revisen la lista, pq no me deja ni ver una foto en flickr) o de intercambio de ficheros, sobre todo por las altas tasas de tráfico que generan. Pero de ahí a que limiten el uso de SSL, va un mundo.

Volveré a probar en el futuro si esta restricción sigue vigente, pero como así sea, que no cuenten con que le voy a dar al boton de ‘Continuar’.

¿El periodismo ha muerto?

20110511-010537.jpgHace poco tiempo leí en algún sitio la siguiente pregunta: “¿El periodismo a muerto?” La pregunta venía a colación de las ultimas “tendencias” utilizadas por algunos medios de comunicación, ediciones digitales de periódicos generalmente, de basarse en los mensajes escritos por los usuarios de las redes sociales, principalmente Twitter, para redactar las noticias. Cierto es que últimamente parece que a los periodistas les viene mucho mejor tener una cuenta en Twitter que salir a la calle a buscar las noticias, o al menos a contrastarlas y en su caso ampliar información.
Lo malo de esto, según mi opinión, no es que un periodista se enteré de algo por Twitter e informe de ello. Lo malo es que en muchos casos no se citan las fuentes, se dice que es de Twitter y punto(cuando se dice), y por supuesto, no se contrasta nada.
En varias ocasiones dichos periódicos han tenido que retractarse cuando supuestas noticias, finalmente se comprueba que son falsas.

Mi opinión al respecto es que el periodismo no ha muerto, mas bien, se ha transformado. Quizá las ediciones impresas de los periódicos tengan cada vez menos interés, pues los lectores ahora demandamos más inmediatez. Atrás quedaron los tiempos en los que para informarnos de algo teníamos que esperar a la publicación de las noticias en los periódicos e ir al kiosco más cercano a comprarlo. O tener que esperar a los distintos telediarios para poder saber algo más de cualquier noticia. Desde hace ya tiempo tenemos internet (precisamente aquí estamos ahora) y gracias a internet podemos tener conocimiento de cualquier noticia a los pocos segundos de que se produzca y de mano, en muchos casos, de sus protagonistas.

Quizá este es el miedo de los medios de comunicación tradicionales, cualquiera con una conexión a internet puede hacer de periodista, o al menos informar en directo de lo que está sucediendo en cualquier parte del mundo. Tan fácil como publicarlo en su Twitter o en su muro de Facebook.

Recientes acontecimientos, como el terremoto de Japón o las revueltas de Egipto o Libia, nos han hecho ver que en muchas ocasiones los usuarios de Twitter o Facebook son más fiables que que los medios tradicionales, donde en este tipo de noticias parece primar más el sensacionalismo que la pura información.

Así que respondiendo yo mismo a la pregunta que plantea el título de esta entrada, y como ya he dicho antes, el periodismo no ha muerto, sino que se está transformando en algo mucho más dinámico, ágil y sobre todo más participativo.

Escribiendo desde el móvil

Escribo este artículo simplemente para probar la aplicación de WordPress para android. De momento me parece bastante cómodo, sobre todo escribir con el teclado swype de mi móvil. Lo que en principio me parecía muy complicado, pero me ha sorprendido gratamente su facilidad de uso y sobre todo la rapidez con la que se escribe.
Esta es mi primera experiencia con android y de momento estoy bastante contento. Ya os seguiré contando.

Ahora en 3D!!!

Estoy más que harto de la moda que se ha impuesto ahora de sacar versiones de ciertas películas en 3D. No es que esté en contra de eso, el que quiera verlas en 3D que las vea. El problema es que desde hace ya un tiempo cuando sacan una película en 3D, ver la versión normal, se hace cada vez más y más difícil. Ya no es solo que el ‘3D’ incremente en 3 o 4 euros de media el precio ya de por si alto del cine (sinceramente 7€ ya me parece un robo así que 10€…) si no que a gente como yo que lo que nos interesa es la historia que cuentan y no que parezca que el protagonista te va a saltar encima, el que la película de turno este o no en 3D nos da bastante igual. El problema es la cantidad de cines que parece que ya solo tengan salas 3D. Me perece penoso incluso que algunas salas han añadido el 3D a sus nombres, como si con eso el pagar una pasta por ver una película y aún mucho más por las palomitas y demás nos fuera a parecer bien.

Ayer fui a ver ‘Alicia en el país de las Maravillas‘  de Tim Burton, y en todo el día solo se proyectaban 2 sesiones normales frente a las 4 en 3D. En la sala ya no cabía nadie más claro. Y la cola que me toco chuparme para conseguir 2 entradas separadas fue monumental. Eso si mientras esperaba me hizo mucha gracia un cartel que ponía que en las sesiones 3D había que añadirle al precio 3€, donde también aclaraba que las gafas necesarias para verlas ‘son gratis’. (Queda a la interpretación del lector pues, la justificación de los 3€ por entrada).

Para colmo resulta que ahora ponen partidos de fútbol también en el cine. Con lo que quitan al menos una sesión y claro no la van a quitar en 3D, con lo rentable es que es… Eso si habiendo multitud de locales con pantallas grandes para ver el fútbol, no entiendo que alguien pague 7€ por ver un partido. Si con lo que pagas por la entrada ya te tomas algo.

Con estos precios, la verdad, no entiendo como se extrañan de la piratería.

Facebook y su "privacidad"

Hoy se ha actualizado la aplicación de Facebook para iPhone. Por lo visto una de las características nuevas es la posibilidad de sincronizar los contactos de tu iPhone con los datos de esos mismos contactos en Facebook.
Atentos a la pregunta que te hace al intentar activar esta característica.

Aviso, pero ¿a quién?

Por lo visto ahora resulta que voy a tener que preguntar a mis contactos de Facebook si puedo guardar la información que comparten conmigo en Facebook. ¿No se supone que eso lo puede controlar cada uno en sus opciones de privacida? Claro que teniendo en cuenta lo mal hecho que esta todo en Facebook es normal que ni ellos se fíen mucho de que eso funcione.

Lácteos ¿insustituibles?

Antes, cuando me levantaba por la mañana para ira trabajar, veía, bueno más bien escuchaba, las noticias por televisión mientras desayunaba. Esto lo hice durante un tiempo, pero un día me di cuenta de que era mucho mejor para mi salud mental no enterarme de las noticias hasta estar bien despierto e incluso mucho mejor por otros medios, como Internet o periódicos, de esta forma cuando una noticia no me interesa, pues paso a la siguiente y punto, cosa que con las de la tele, no podía hacer o simplemente no estaba suficientemente despierto para cambiar de canal. Por todo esto, desde hace ya bastante tiempo, me pongo la programación infantil mientras desayuno, de modo que todo es mucho más tranquilo, y la probabilidad de que me siente mal el café se reduce muchísimo.

Pero fíjate tu, que esta mañana, me han pillado por sorpresa en la pausa para publicidad de no se muy bien que serie adolescente de vaya usted a saber que canal (es lo que tiene estar dormido hasta bien entrada la tarde :P). El caso es que de repente veo un anuncio, pagado con el dinero de los contribuyentes, osea todo español que pague impuestos (en teoría todos) de una campaña llamada algo así como “Lácteos insustituibles”. Según he encontrado por Internet, se trata de una campaña de “la Federación Española de Industrias Lacteas” financiada por el “Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino” y con un presupuesto de cerca de 2 millones de euros, para promocionar el consumo de productos lácteos. Entre otras tonterías, se han gastado el dinero en una web propagandística, encargada a ogilvyhealthworld.com, que según veo parece una división de oligvy creada para la ocasión(su web esta ‘en construcción’), enteramente creada el flash (lo que está bien, pues así no es indexable y no se difundirá). Que debe ser que no hay empresas españolas que puedan hacer el trabajo y se lo encargan a los gringos.
En esta web se defienden las bondades de la leche y sus derivados, cosa cuando menos cuestionable, y lo que es más escandaloso, se habla de la ‘intolerancia a la lactosa’ como si se tratase de una enfermedad, que si bien lo es si se presenta antes de los cinco años de edad aproximadamente, es lo más natural en cualquier humano después de esta edad (después de todo somos omnívoros y como tales el consumo de leche solo es natural durante la lactancia), por lo que no se considera como tal enfermedad después de dicha edad.

Yo, por mi experiencia personal, puedo decir que desde que deje de consumir productos lácteos, mi salud ha mejorado bastante pues a parte de la lactosa, la cantidad de grasas saturadas que contienen estos productos es tal que las hace que las digestiones sean más pesadas y en muchos casos provocan dolores de cabeza que cesan con tan solo dejar de consumir estos productos.

También es cierto, que mucha gente toma productos lácteos y no tienen ningún problema de salud importante, pero ese no es el tema, el problema es que esto lo estamos pagando todos para que las empresas productoras de derivados de la leche consigan más ventas.