Hace ya bastante tiempo que tengo una sensación de “primo pobre“, me explico, los primos pobres, son esa parte de la familia que está ahí pero de la que nunca se acuerda nadie y además son peor considerados en muchos aspectos. Pues así me siento, en realidad muchas veces agradeces que no se acuerden de ti, y te dejen hacer las cosas a tu modo, pero también es cierto que a nadie le amarga un dulce y siempre hace ilusión que se acuerden de que existes y aun siendo solo “los primos pobres”, que no se avergüencen de ti y te presenten a los nuevos miembros de la familia. Pero en fin, esto es algo a lo que ya tendríamos que estar acostumbrados, y en cierto modo lo estamos.

Un saludo de vuestros primos que no os olvidan.