Ya estamos otra vez con lo mismo, vamos a subir a producción un cambio que afecta a todo el servicio a las 18:30 de la tarde, es lo que tiene trabajar en una punto com, que todo va muy deprisa.

Pero de lo que no nos damos cuenta es de que la sabiduría popular se aplica siempre y muy raras veces se equivoca, como dice el titulo la prisa es mala consejera, el caso es que claro donde hay patrón no manda marinero, eso si luego no es el patrón en que asume responsabilidades, es como no, el marinero.

Bueno, que Dios nos pille confesados.