labuenasuerte_1.jpg Dos viejos amigos de la infancia se encuentra en un parque después de 54 años sin verse, la familia de uno de ellos heredó una empresa y se fueron de barrio si decir nada a nadie, cuando el hijo se pone al mando de la empresa finalmente se arruina y tiene que sobrevivir como puede. El otro de origen más humilde, tiene que trabajar desde pequeño pero al final gracias a su esfuerzo consigue una fortuna y vive cómodamente. Este le cuenta a su amigo que todo ha sido gracias a la buena suerte y le cuenta un cuento que es el que le ha guiado todos estos años.
Para empezar el cuento, que es el grueso del libro, no cuenta nada que cualquiera no sepa ya, la buena suerte se la crea uno mismo, vamos que A quien madruga Dios le ayuda, yo estoy seguro de haber oído esto, o cualquiera de sus variantes, muchas veces a lo largo de mi vida. Por otro lado, al final de cada capitulo los autores ponen una idea, que es la central del capítulo, supongo que para que si hay alguien rematadamente tonto que no se halla enterado, señores autores, me duele que piensen que sus lectores son tontos y no son capaces de sacar las conclusiones acertadas de capítulos, que por otro lado, no dejan lugar a la interpretación.
Según mi opinión el estilo del libro es excesivamente repetitivo, pues si bien, el cuento en si, esta bastante bien, los autores se empeñan en recalcar demasiado la idea principal de cada capitulo, a parte claro esta de el preceptivo resumen para tontos .
Vamos que después de esto probablemente no lea más libros de este estilo de pseudo auto ayuda para ejecutivos.