Caos, esta es la palabra que mejor describe lo que se esta viviendo en el intento de compra de las entradas para el concierto que el grupo irlandés dará en agosto de este año en la Madrid, la compra por Internet (http://www.ticktackticket.com) o por teléfono (902 15 00 25) es poco menos que imposible, la web prácticamente no respondía desde una hora antes de la puesta a la venta de las entradas, ahora hora y media más tarde todavía no responde. Las colas de Madrid Rock y la Fnac de Callao se juntan en Sol y avanzan a una velocidad ridícula, pues los sistemas de compra, que también son de ticktackticket, van lentísimos, esto es lo que se llama previsión, prefería mil veces el sistema antiguo de venta con el taco de entradas, que encima eran mucho más chulas y merecía la pena guardarlas. El caso es que me da en la nariz que esta vez también me voy a quedar sin entradas.
Habrá que intentarlo para los otros conciertos de España a ver si hay suerte.