Dejar de fumar es algo sumamente difícil, sobre todo gracias a la cantidad de aditivos que las compañías tabaqueras no dudan en añadir al tabaco para hacerlo más adictivo, pero es mucho más difícil cuando eres fumador pasivo, porque entonces dejar de fumas ya no depende de ti, sino de los que te rodean. Ademas parece ser que los no fumadores(fumadores pasivos) somos unos intolerantes porque nos molesta que se fume en lugares en los que esta prohibido(metro, ascensores, etc.). Yo cuando en un sitio esta permitido fumar no me quejo en absoluto de que fumen a mi lado, yo sabré si quiero o no aguantar el humo en cada caso, pero cuando no esta permitido, me molesta muchísimo tener que aguantar el humo de los demás, pero claro ni siquiera quienes se tendrían que ocupar de que se respeten las normas parece importarles que se cumplan o no. También es cierto que en algunos casos la prohibición es un tanto excesiva, en mi trabajo por ejemplo no esta permitido fumar, cosa que aplaudo, pero no hay ni siquiera una sala o espacio habilitado para que los que libremente quieran puedan fumar sin molestar a los demás y se ven en cierto modo obligados a fumar en sitios que si bien tampoco esta permitido, tampoco molestan a los no fumadores.