Obsceno

Es el calificativo que primero me ha venido a la mente cuando he visto los precios de uno de los restaurantes de moda de Madrid. 75€ el precio más bajo y no quiero saber cuanto puede ser el más alto.

Se trata de Diverxo, el restaurante del cocinero madrileño David Muñoz. No voy a poner un enlace aquí pues sería hacerle publicidad, aunque no es nada complicado encontrarlo en google.

Al conocer el restaurante en cuestión se me había ocurrido escribir algo en tono de humor, pero al leer más sobre el restaurante y sobre el personaje que lo dirige, me he ido cabreando cada vez más.

Me parece una obscenidad que tan sólo existan este tipo de sitios, pero me parece aún peor que haya gente que se plantee siquiera la posibilidad de comer ahí. Leyendo reseñas en distintos sitios de internet veo que hay a quien le parece que la relación calidad precio es excelente. Pues sinceramente, a no ser que sirvan unicornio asado con huevos de dragón, ya os digo yo que es del todo imposible. Pues no existe comida en el mundo que valga eso.

Pero no queda ahí la cosa, resulta que no contento con esto, el individuo en cuestión ha abierto otro restaurante con precios más asequibles llamado streetxo, en el que se supone que sirven comida callejera reinventada, sea lo que sea lo que eso signifique. Y claro que es más asequible, eso si el precio más barato que se puede encontrar es de 35€ el plato, que es cierto que es menos que los 150€ de media de diverxo, pero que se aleja y mucho de la palabra asequible.

Ahí hay un hombre que dice: ¡Ay!

Soy asiduo lector de blogs y sitios de noticias, sobre todo relacionados con tecnología, web y fotografía. Hace unos años hubo una explosión en el crecimiento de este tipo de sitios y actualmente sigo muchos de ellos.

 Imagen de redactor

Tal es la cantidad de blogs sobre los mismos temas en nuestra lengua, que lo normal es que termine encontrándome las mismas noticias en distintos sitios. Pero bueno, es lo que pasa cuando hay menos noticias que medios para contarlas.

En muchas ocasiones las noticias con las que me encuentro en algunos blogs en castellano, no son más que traducciones de otras que ya he leído con anterioridad en algún otro blog de habla inglesa. Lo que no critico, siempre y cuando se mencionen las fuentes. El problema de este tipo de periodismo es la gran cantidad de veces que dichas traducciones dejan mucho que desear. Desde secciones que están mal traducidas, por el simple hecho de que la persona que lo ha traducido no ha entendido lo que ponía en la noticia original; hasta palabras que se españolizan, a pesar de existir una palabra en castellano para el mismo término.

Me he encontrado con “palabros” como “controversial”, uno de los más repetidos, utilizando la palabra directamente en inglés, cuando en castellano lo correcto es “controvertido”. Hace poco, en un blog de programación, me encontré con “codear”, utilizado como traducción del inglés “coding”. Sin embargo, no es tan difícil dar con la traducción: “codificar”. O si se prefiere, y para encajarlo mejor en el contexto de la programación: “programar”. Cierto es que en el mundo de la informática y la tecnología, se abusa mucho de los anglicismos, y por ejemplo, muchas veces, decimos “update”, en lugar de “actualizar” o “actualización”, según el contexto. O una de mis preferidas: “deploy”, cuando no “deployar”, que por lo visto es muy difícil encontrar la palabra correcta en castellano: “desplegar”. También es muy común utilizar términos en inglés con la intención de dar más importancia o un significado supuestamente distinto a la palabra adecuada en castellano. Como por ejemplo “coach” o “coaching”, pues aúnque los profesionales de esta disciplina se empeñan en lo contrario, la traducción “entrenador” y “entrenamiento” tienen exactamente el mismo significado.

Pero lo más sangrante es la cantidad de faltas de ortografía y expresión que se pueden ver en foros, comentarios de blogs y sitios de noticias, etc. Es lamentable el total desinterés de mucha gente por escribir correctamente. La cantidad de veces que he visto escrito “haber” siendo lo correcto en ese contexto “a ver”, cuando no lo ves escrito directamente como: “aver” o “haver”. Y lo peor es que si a alguien se le ocurre intentar explicar por que eso esta mal, te dicen que da igual, que al fin y al cabo se entiende. Lo primero, por supuesto que no da igual. Y lo segundo, no, no se entiende. Y lo que sí que no se entiende es la desidia de esas personas a la hora de escribir y/o expresarse correctamente.

Yo soy el primero que cometo faltas de ortografía y redacción, la diferencia es que no sólo trato de no hacerlo, si no que agradezco cuando alguien me corrige, pues de ese modo aprendo para en algún momento no volver a comerter el error.

La “obra social”

Acabo de enterarme de que desde el pasado 6 de mayo de este año, la entrada a CaixaForum, tanto en Madrid como en Barcelona, deja de ser libre para costar 4€. Eso si, como reza el comunicado publicado en su página web, “La entrada a las exposiciones y espacios permanentes será gratuita para todos los clientes”. Parece que con este título ha preferido centrarse en lo ‘positivo’ de la medida. Toda una lección de ética periodística.

Leyendo dicho comunicado, justifican el cobro de la entrada, porque: “En el momento en que vivimos, la sociedad presenta un creciente incremento de las necesidades sociales.” Lo que no dicen, es que ese “incremento de las necesidades sociales” está agravado por los cientos de familias que cada día echan de sus casas por no poder afrontar el pago de una hipoteca de la que ellos mismos, la Caixa, reclama el pago y solicita el desahucio.

Me parece de una desvergüenza tremenda intentar justificar medidas como esta, con una supuesta “responsabilidad social corporativa”, cuando lo único que les interesa, es la comercialización de la cultura para que sólo esté al alcance de los que puedan pagarla.

Por mi parte, no pienso pagar ni un sólo euro a un banco al que se le llena la boca con su “obra social” pero que en realidad poco o nada le interesan las necesidades sociales reales de quienes echan a la calle sin miramientos.

Ya es primavera, y no sólo en el Corte Inglés

Como si de un anuncio de ropa, con una chica ligera de la misma se tratara, ya es primavera. Concretamente, y según la wikipedia, desde las 11:02 de hoy ya podemos disfrutar de ella en todo su esplendor. Bueno al menos eso espero, por que no se vosotros, pero yo ya estoy más que harto de este invierno, ya pasado, pero largo como el sólo.

alergia-trabajoA partir de hoy, y hasta el 21 de junio, la hora no la recuerdo, disfrutaremos de esta estación famosa por ser la medida de la edad de las niñas bien, por las flores, y por último, pero no por eso menos importante, las alergias. Y es que no todo podía ser tan bonito y, si bien poco a poco podremos dejar capas de ropa en el armario, los estornudos, picores de ojos, toses y demás inseparables síntomas nos acompañarán a los alérgicos, y acompañantes, durante unos cuantos meses.

Y es que la primavera es una de mis estaciones favoritas, una de las cuatro. Ahora en serio, supongo que debido a mi infancia en un pueblo de la Sierra de Gredos, donde se sabía que la primavera había llegado por que empezaba a derretirse la nieve, mi capacidad para aguantar el frío, ha caído en picado año tras año.

En fin, que aún nos quedan por delante un montón de días en los que disfrutar de las, cada día más, horas de sol.

Chávez ha muerto

Ayer, 5 de marzo de 2013, Chávez murió, y no me alegra. No me alegra y tampoco me entristece. Mi conocimiento de Venezuela no va mucho más allá de mi admiración por su cocina, una pequeña adicción a la Frescolita y lo poco o mucho que me han contado amigos que han nacido y/o vivido allí.

El los medios de comunicación españoles se le ha demonizado, quizá con razón, pero si algo he aprendido es la poca o nula independencia informativa de dichos medios. A parte de lo tremendamente conservadores que son, incluso, los supuestamente de izquierdas.

Mucha gente esta hoy feliz con su muerte, y también mucha gente le llora.

No se sí su muerte servirá para acercar posturas tan distantes, como las de sus detractores y sus seguidores, pero sinceramente espero que así sea y que la violencia que parece que impera desde hace tiempo en Venezuela se desaparezca.

El satélite suicida

Hace un par de días leí en Twitter que había un satélite de la NASA fuera de control a punto de caer sobre la tierra. Por si esto fuera poco resulta que España estaba en la posible trayectoria del satélite. Yo no se vosotros, pero me preocupe un poco.

Con esta preocupación en mente, decidí buscar algo más de información del tema. En una primera búsqueda, encontré una noticia en la que se hablaba de ello y en la que daban unos datos de la NASA que pretendían tranquilizar. Y digo pretendían, por que lo que es a mi no me tranquilizaron en absoluto. Para empezar, la NASA, decía que podían predecir el impacto con un margen de error de 12000 km. No se yo, pero me da a mi que el margen de error es un poco grande. Para que os hagáis una idea, el diámetro de la tierra es poco más de esos 12000 km. Otro ejemplo, la distancia entre Lisboa y Tokio es de 11140.

Continúa leyendo El satélite suicida

Otra vez por aquí

El camino de vuelta

Después de un buen tiempo sin publicar nada, vuelvo por aquí con la intención de empezar de nuevo a contar cosas de vez en cuando.
En estos últimos meses han pasado muchas cosas que me han mantenido bastante ocupado. Entre manifestaciones, asambleas, reuniones y como no, trabajo, no he tenido demasiado tiempo para escribir nada.
Tengo algunas ideas y temas sobre los que escribir en el tintero, ahora solo necesito un poco de tiempo para organizarlas en mi cabeza, para luego poder plasmarías aquí.
Entre otras cosas que tengo en mente, la primera que quiero hacer es un re-diseño, tanto visual como técnico del blog. El diseño actual tiene ya unos años y no es todo lo flexible que me gustaría. Ademas, con este re-diseño, intentare aprender un poco más sobre WordPress y el desarrollo de temas y plugins.

Unir los puntos

Actualmente estoy leyendo un libro titulado “Serendipity” de Guzman Lopéz, donde he leído este extracto de una conferencia de Steve Jobs en la universidad de Stanford. Me ha parecido muy inspirador, y por eso lo reproduzco aquí.

En definitiva, no es posible unir puntos mirando adelante; se pueden unir sólo después, mirando atrás. Así, se puede tener siempre fe en que, de un modo u otro, en el futuro los puntos se podrán unir. Es necesario creer en cualquier cosa: nuestro ombligo, el destino, la vida, el karma o lo que sea. Porque creer que al final los puntos se unirán nos dará la fe necesaria para seguir nuestro corazón también incluso cuando esto nos alejase de los caminos más seguros y haciendo diferente nuestra vida.

Steve Jobs.