Lunes por la mañana y recibo el primer e-mail borde de la semana, presiento que no sera el último, pero yo tengo que ser asertivo. Parece que a algunos se les olvida enseguida lo duro que es hacer este trabajo sobre todo si están todo el día encima de uno presionándole. Lo que más me fastidia es tener que aguantar las frustraciones e inseguridades de los demás como si no tuviera bastante con mis problemas.Desde luego a más de uno le hace falta un poco de terapia a ver si se da cuenta de que no sirve de nada tomarla con los demás. En fin empieza una nueva semana y no quiero que los malos rollos de alguno me influyan tan pronto.