Vivimos en una sociedad enferma, mucha gente no encuentra solución a sus problemas por los métodos tradicionales.

Parece que se le da más importancia a la salud física que a la mental cuando esta última es igual o más importante, pues para poder afrontar una enfermedad física es muy importante tener una buena salud mental.

Antiguamente la gente confiaba sus problemas a los curas, que hacían un poco de psicólogos para tratar de ayudar a los demás. Ahora la iglesia esta tan alejada de la realidad social actual, que ya casi nadie confía en un cura para contarle sus problemas. Una alternativa, actualmente, es hacer terapia psicológica, yo mismo acudo a una psicóloga desde hace un tiempo y me ha ayudado mucho a superar problemas que yo creía que no tenían solución. Por otro lado, aunque no alejado de este, cada vez más gente se interesada por temas como el feng-shui, el i-ching, el reiki, etc, buscando en ellos solución y/o respuesta a las preguntas o problemas que no saben como solucionar.

En el fondo todos estos sistemas son un poco lo mismo, tratar de conocernos mejor y estar a gusto con nosotros mismos y en armonía con lo que nos rodea, saber enfrentarnos a los problemas de cada día sin venirnos abajo y afrontar la vida con más serenidad.

Para terminar quiero animar a todo aquel que lo necesite, que somos muchos, a que se acerque a estos métodos o sistemas o como queramos llamarlo para que de este modo su vida mejore y se encuentren mejor con ellos y con los demás.