Estoy más que harto de la moda que se ha impuesto ahora de sacar versiones de ciertas películas en 3D. No es que esté en contra de eso, el que quiera verlas en 3D que las vea. El problema es que desde hace ya un tiempo cuando sacan una película en 3D, ver la versión normal, se hace cada vez más y más difícil. Ya no es solo que el ‘3D’ incremente en 3 o 4 euros de media el precio ya de por si alto del cine (sinceramente 7€ ya me parece un robo así que 10€…) si no que a gente como yo que lo que nos interesa es la historia que cuentan y no que parezca que el protagonista te va a saltar encima, el que la película de turno este o no en 3D nos da bastante igual. El problema es la cantidad de cines que parece que ya solo tengan salas 3D. Me perece penoso incluso que algunas salas han añadido el 3D a sus nombres, como si con eso el pagar una pasta por ver una película y aún mucho más por las palomitas y demás nos fuera a parecer bien.

Ayer fui a ver ‘Alicia en el país de las Maravillas‘  de Tim Burton, y en todo el día solo se proyectaban 2 sesiones normales frente a las 4 en 3D. En la sala ya no cabía nadie más claro. Y la cola que me toco chuparme para conseguir 2 entradas separadas fue monumental. Eso si mientras esperaba me hizo mucha gracia un cartel que ponía que en las sesiones 3D había que añadirle al precio 3€, donde también aclaraba que las gafas necesarias para verlas ‘son gratis’. (Queda a la interpretación del lector pues, la justificación de los 3€ por entrada).

Para colmo resulta que ahora ponen partidos de fútbol también en el cine. Con lo que quitan al menos una sesión y claro no la van a quitar en 3D, con lo rentable es que es… Eso si habiendo multitud de locales con pantallas grandes para ver el fútbol, no entiendo que alguien pague 7€ por ver un partido. Si con lo que pagas por la entrada ya te tomas algo.

Con estos precios, la verdad, no entiendo como se extrañan de la piratería.