Ahí hay un hombre que dice: ¡Ay!

Soy asiduo lector de blogs y sitios de noticias, sobre todo relacionados con tecnología, web y fotografía. Hace unos años hubo una explosión en el crecimiento de este tipo de sitios y actualmente sigo muchos de ellos.

 Imagen de redactor

Tal es la cantidad de blogs sobre los mismos temas en nuestra lengua, que lo normal es que termine encontrándome las mismas noticias en distintos sitios. Pero bueno, es lo que pasa cuando hay menos noticias que medios para contarlas.

En muchas ocasiones las noticias con las que me encuentro en algunos blogs en castellano, no son más que traducciones de otras que ya he leído con anterioridad en algún otro blog de habla inglesa. Lo que no critico, siempre y cuando se mencionen las fuentes. El problema de este tipo de periodismo es la gran cantidad de veces que dichas traducciones dejan mucho que desear. Desde secciones que están mal traducidas, por el simple hecho de que la persona que lo ha traducido no ha entendido lo que ponía en la noticia original; hasta palabras que se españolizan, a pesar de existir una palabra en castellano para el mismo término.

Me he encontrado con “palabros” como “controversial”, uno de los más repetidos, utilizando la palabra directamente en inglés, cuando en castellano lo correcto es “controvertido”. Hace poco, en un blog de programación, me encontré con “codear”, utilizado como traducción del inglés “coding”. Sin embargo, no es tan difícil dar con la traducción: “codificar”. O si se prefiere, y para encajarlo mejor en el contexto de la programación: “programar”. Cierto es que en el mundo de la informática y la tecnología, se abusa mucho de los anglicismos, y por ejemplo, muchas veces, decimos “update”, en lugar de “actualizar” o “actualización”, según el contexto. O una de mis preferidas: “deploy”, cuando no “deployar”, que por lo visto es muy difícil encontrar la palabra correcta en castellano: “desplegar”. También es muy común utilizar términos en inglés con la intención de dar más importancia o un significado supuestamente distinto a la palabra adecuada en castellano. Como por ejemplo “coach” o “coaching”, pues aúnque los profesionales de esta disciplina se empeñan en lo contrario, la traducción “entrenador” y “entrenamiento” tienen exactamente el mismo significado.

Pero lo más sangrante es la cantidad de faltas de ortografía y expresión que se pueden ver en foros, comentarios de blogs y sitios de noticias, etc. Es lamentable el total desinterés de mucha gente por escribir correctamente. La cantidad de veces que he visto escrito “haber” siendo lo correcto en ese contexto “a ver”, cuando no lo ves escrito directamente como: “aver” o “haver”. Y lo peor es que si a alguien se le ocurre intentar explicar por que eso esta mal, te dicen que da igual, que al fin y al cabo se entiende. Lo primero, por supuesto que no da igual. Y lo segundo, no, no se entiende. Y lo que sí que no se entiende es la desidia de esas personas a la hora de escribir y/o expresarse correctamente.

Yo soy el primero que cometo faltas de ortografía y redacción, la diferencia es que no sólo trato de no hacerlo, si no que agradezco cuando alguien me corrige, pues de ese modo aprendo para en algún momento no volver a comerter el error.